ARAUCO presenta estrategia de prevención y combate de incendios con foco en las comunidades

Corporativo Comunidad
Publicado el 28-12-2020

“Enfrentamos una temporada muy compleja, con altas temperaturas y una importante escasez hídrica, pero el compromiso es trabajar día a día, con rapidez y coordinación con las comunidades”, con estas palabras, Guillermo Mendoza, subgerente de Asunto Públicos de ARAUCO, anticipa cómo se preparan para abordar una de las temporadas de incendios más difíciles de los últimos años, la cual, hasta la fecha, ya alcanza una ocurrencia de un 35% más que la anterior.
En ese contexto, la compañía presentó su “Estrategia Integral de Prevención y Combate de Incendios 2020-2021” la cual tiene como foco principal la protección de las zonas de interfaz urbano rurales y los cordones industriales, que es donde se origina el 42% de los incendios.
Mendoza comenta que “en un momento como el que estamos viviendo actualmente, con estos niveles de sequía en la zona centro sur, nuestro gran llamado y también de parte de las comunidades es a prevenir y denunciar si detectan algún foco. Sabemos que el mejor incendio es el que nunca ocurre y estamos trabajando fuertemente para evitar al máximo esas situaciones”.
Por otro lado, agrega que, “las temporadas anteriores nos han permitido reforzar las estrategias para abordar de manera integral y profunda la prevención y el combate de incendios, a través de medidas de corto y largo plazo, siempre con foco en las personas y nuestras comunidades aledañas”. Es por ello que entre los ejes principales se encuentra: la prevención social, que busca concientizar a las comunidades sobre los efectos de los incendios, el patrullaje preventivo en días de alerta, el fortalecimiento del combate con mayor tecnología y recursos y el resguardo de zonas habitadas a través de cinturones de protección, los cuales tienen una extensión de 517 kilómetros.

RED DE PREVENCIÓN COMUNITARIA

Otro de los grandes aliados para evitar la ocurrencia de nuevos focos, es el trabajo articulado de la Red de Prevención Comunitaria, compuesta por más de 300 comités, ubicados en zonas de interfaz.
La organización, presente en 81 comunas entre la región de O’Higgins y Los Lagos, trabaja en conjunto con municipios, empresas forestales, eléctricas, Bomberos y las instituciones asociadas al sistema de protección civil, para contar con un entorno más seguro y al mismo tiempo, alertar y mantener en buen estado los cinturones de protección.
En esa línea, Héctor Jorquera, asesor de la Red de Prevención Comunitaria comenta que “este año deberemos lidiar con un nuevo escenario de menor movilidad, interacción y mayor riesgo sanitario de las personas, por eso haremos un gran esfuerzo de coordinación e innovación para seguir disminuyendo la ocurrencia, lo que requerirá digitalizar algunos procesos, especialmente los de educación y alertas, pero siempre apuntando a erradicar los riesgos de las comunidades”.

NUEVOS RECURSOS Y AERONAVES

Para mejorar la capacidad de respuesta ante focos simultáneos y llegar de manera rápida y contundente en el ataque inicial, ARAUCO ha incorporado a la flota de aeronaves, dos mega-helicópteros CH47D Chinook, dos helicópteros rusos Kamov KA32 y dos aviones de coordinacion con camara optica – termal.

Para el combate terrestre de incendios, ARAUCO tiene contemplado más de 1.400 brigadistas tradicionales. A estos se le sumarán 1200 brigadas silvícolas las cuales se encargarán de liquidar los incendios.
La Brigada Nocturna volverá a ser una de las piezas claves del combate contra incendios y estará compuesta por más de 200 brigadistas profesionales y capacitados para trabajar bajo esas circunstancias. Además, se incorporan cuatro drones para el combate nocturno de incendios, los cuales permitirán apoyar tanto en planificación como en combate de los incendios.
Finalmente, Mendoza fue enfático en señalar que “este año, hemos invertido en mayor tecnología y recursos que nos permitan detectar y dar respuesta oportuna a los focos de incendios. Pero hay que dejar claro que aquí todos debemos cooperar con la prevención ante situaciones de incendio, cuidar nuestro entorno y alertar en caso de detectar algún incidente. Ya hemos visto lo que ocurre con Estados Unidos, Canadá, Australia y en Chile durante el 2017, por lo que hacemos un llamado urgente a prevenir”.